El turismo médico

 

Curiosamente en los últimos años se ha acuñado un nuevo término, el “turismo médico”, que toma proceso cuando una persona viaja por fuera de su sitio de residencia para recibir servicios de salud. 

Si vives en una ciudad como Tijuana, que se desarrolla en este renglón económico, debes tener en cuenta que más que las personas que van a atenderse allí en salud más que turistas son pacientes, y como tal es necesario tratarlos, por lo que si trabajas en el sector hotelero deberás tener en cuenta que estas personas requieren alimentos especiales y mucha paciencia. 

El turismo médico no es nuevo

Si bien el término “turismo médico” se ha acuñado recientemente, hace más de 3000 años los africanos pagaban altas sumas de dinero contratando a personas especialistas en coordinar viajes para ir a las islas en dónde el agua sanaba, lo que correspondía a los territorios que actualmente corresponden a las islas de Grecia y Turquía. 

Los chinos también viajaban a monasterios en el Tibet para sanarse. Actualmente, el turismo médico se ha consolidado como una industria especializada y dedicada a atender las necesidades de los pacientes, en todos los niveles. 

Existen muchas personas que hacen turismos en salud, básicamente por los costos, pues países como Estados Unidos tienen precios demasiado altos, por lo que muchas personas viajan a México para realizarse tratamientos médicos. 

La disponibilidad de los servicios, y la experiencia de los países en la atención de pacientes que vienen desde el exterior, se ha convertido en uno de los mayores atractivos del turismo médico, ya que una cita con un especialista en algunos países puede demorarse hasta 6 meses, mientras que, en el caso de los países dedicados al turismo médico, en uno o dos días puede conseguirse una cita, y programar una operación en la siguiente semana, ¡lo que es sumamente rápido!

Clínicas eficientes ¡atraen más pacientes!

La rápida disposición de las citas se debe en gran medida a la organización de las clínicas a partir de los programas tecnológicos como el CRM software que ayuda a tener una base de datos sumamente claras.

Esto permite que, aunque las personas no estén en el país, sus datos permanezcan automáticamente en el sistema, lo que es sumamente útil para los tratamientos odontológicos, que, en ocasiones, tienen citas con una separación de tiempo de un mes o más, de esta forma, cuando un paciente va a solicitar un nuevo tratamiento, con un solo click de inmediato se verá todo su historial médico, disminuyendo rápidamente el tiempo de atención

Además, la eficiencia de las clínicas implica también la excelente presentación de las instalaciones, y las persianas en Mazatlán son de las más utilizadas, ya que permiten generar ese espacio de confianza y seguridad entre el médico y su paciente, pues requiere de cierta privacidad para realizar tanto las consultas iniciales como los controles después de los procedimientos. 

Definitivamente, el turismo médico mueve una gran cantidad de renglones económicos, que incluyen el hotelería, los restaurantes, e incluso el transporte, así que, debe ser apoyado para que las ciudades que se especializan en él crezcan, ¡todo un reto!