Cosas indispensables del aseo genital femenino

La higiene siempre será un elemento clave para que nosotras como mujeres nos sintamos cómodas con nuestra área vaginal, y es que al mantener esa zona aseada evitará la propagación de bacterias que pueden provocarnos infecciones o malos olores. Para poder evitar esto, a continuación, te mencionaré algunas recomendaciones esenciales para que puedas cuidar tu zona íntima.

Primeramente, es importante saber cuántas veces se debe lavar la zona vaginal, pues bien, esto dependerá mucho de las actividades que llevas a cabo en todo el día, aunque normalmente es solamente una vez al día. Pero si realizas ejercicio o llevas a cabo actividades físicas que te producen mucho sudor, será necesario lavar el área dos veces para así deshacernos del exceso de sudor y humedad que se puede almacenar.

Usar jabón especial: Los genitales tienen un PH muy diferente al del resto del cuerpo, por lo que es un grave error usar el mismo jabón corporal para la zona íntima. Esto porque al usarlo, se modificará el PH y provocará infecciones y la aparición de enfermedades, por lo que siempre se deben de usar productos que sean exclusivos para el área. Muchos ginecólogos recomiendan el uso de espumas especiales que ayudan a controlar los olores y son muy amables con la piel, por lo que se evitará la irritación. Además, un buen jabón íntimo no contiene perfumes.

No utilizar esponjas: Aunque muchas mujeres usan esta herramienta para su lavado genital, la verdad es que es un grave error. Esto se debe a que la esponja es un material que absorbe mucha agua o producto, provocando que siempre se mantenga húmedo, un excelente escenario para las bacterias y gérmenes. Así que trata de evitar el uso de esponjas para tu higiene íntima.

Limpiarse de forma correcta: La limpieza que llevamos a cabo en el momento de defecar también es muy importante, por lo que siempre recuerda limpiar de adelante hacia atrás, es decir, de la parte baja hacia el ano. De lo contrario, las bacterias o desechos que se pueden encontrar en la zona anal puedes dirigirlas al área de la vulva, provocando una infección cruzada.

Llevar cuidados especiales en la menstruación: Es verdad que durante esos días nos sentimos incómodas y un poco fastidiadas, pero es necesario que en el tiempo de menstruación tengamos una higiene muy especial. Empezando primeramente con los cambios de toalla, se recomienda que la toalla o el tampón se cambien cada tres horas y en caso de tener mucho sangrado, se puede realizar una limpieza del área genital. También, trata de no dormir con tampones, ya que estarán mucho tiempo en tu cuerpo mientras duermes, mejor opta por toallas o por una copa menstrual.

Higiene después del sexo: Una vez que hayan terminado las actividades sexuales, es importante que realices limpieza genital porque durante el acto pudo haber contacto con fluidos o con bacterias que pueden provocar algún cambio en el PH vaginal. También, si se utilizaron juguetes sexuales Tijuana, estos deben limpiarse muy bien para que no se queden con ninguna bacteria y así puedas tener la confianza de que al momento de que lo vuelvas a usar estarán limpios.